viernes, 23 de marzo de 2012

Puente de San José en los Arribes del Duero. Del 16 al 19 de marzo de 2.012.

Seguridad social - La alegría de vivir
Este pasado puente de San José nos fuimos de casa rural a Gamones, Zamora, en el Parque natural de los Arribes del Duero. Aunque el tiempo no nos ha acompañado del todo, el primer día llovió y el resto hizo bastante frío, si que nos movimos por toda la zona de los Arribes, y hemos podido ver buena parte de lo que nos aconsejaron, pero no todo.
El grupo lo formamos 14 personas, 8 adultos y 6 niños, amigos de los de toda la vida que ultimamente nos juntamos de ciento en viento, aunque este año no pudieron venir todos.
El sábado fuimos a pasar el día a Miranda do Douro, con la intención de hacer la excursión en barco por los Arribes y ver el pueblo.
 Aquí empezaba la ruta en barco desde Miranda do Douro por los Arribes del Duero.
 Portugal a un lado y España al otro.
 Llegando al embarcadero, después de hacer la excursión.
 Catedral de Miranda do Douro.
 Otra imagen de Miranda.
Después de la excursión comimos en un restaurante en el que pasamos todo el frío que quisimos...y más. Después, cuando estábamos dando un paseo por el pueblo, viendo las tiendas, nos encontramos con una pareja que tiene casa en Campaspero y que por razones de trabajo llevan una temporada viviendo en Portugal, y ese día habían ido a pasar el día a Miranda, que casualidad. Fueron ellos los que nos dijeron que en Portugal, los restaurantes no suelen tener calefacción, así que si alguien va por allí y hace frío, que no deje el abrigo en el coche.
 Esta es la  iglesia-frontón de Gamones.
 Estampa rural, también en Gamones.
 Casa del Parque en Fermoselle.
El domingo nos pasamos por la casa del Parque de los Arribes, en Fermoselle, y después fuimos a ver la presa de la Almendra, que por lo visto, algunos dicen que en su parte más alta (más de 200 metros) es la que más mide de Europa. Claro está que hay otras presas de otros sitios, de las que dicen lo mismo.
 Presa de la Almendra.
 Este año estaba muy bajo, pero aún así había agua.
 Ermita de Nuestra Señora del Castillo.
 Desde el mirador de las Barrancas, cerca de la ermita de Nª Sª del Castillo.
 Los niños se lo pasaron bien con los animales.
 Y los animales con los niños.
 Taller de cerámica.
Por la tarde estuvimos con los niños en un taller de cerámica con Nuria y Delfín, que eran nuestros anfitriones junto con Cesar y Marcelina. Nuria, que es ceramista de profesión, nos explicó como se trabaja una clase de barro, y luego todos los niños hicieron un trabajo con ella. Creo que les gustó y se lo pasaron bien.
Nos comentaron que al día siguiente había una subasta de burros de raza zamorano-leonesa en San Vitero, y como además nos pillaba el puente de Requejo de paso y lo queríamos ver, para allá que nos fuimos a echar la mañana antes de volver a casa.
 Subasta de asnos en San Vitero.
 Cría de asno, parecía un peluche.
Puente de Requejo.
 Foto de todo el grupo, poco antes de irnos.
Casa "La Quincalla".
En resumen, un gran fin de semana con amigos, en una casa que estaba muy bien y en una zona que no conocía, y que bien merece la pena una visita. La verdad es que no me importaría repetir algún día. Por poner una pega, he comido mucho, más de lo que debiera, como siempre que nos juntamos la cuadrilla.
Solo me queda agradecer a Cesar y Marcelina y a Delfín y Nuria el trato recibido y las molestias que se tomaron con nosotros, y aconsejar a quien le guste este tema de las casas rurales, que si tiene ocasión se pase por allí.
Ahora solo nos queda esperar a juntarnos otra vez para ir a otra casa rural, aunque la próxima vez seremos uno más, que a Javi y Rocio ya les falta poco para que llegue la pequeña Alba.
Ala, sed buenos.

lunes, 12 de marzo de 2012

BTT. Otra vez a la senda del Duero. 11-03-2.012.

Solo tres nos juntamos este domingo, Chuchi, Juanma y yo. Siempre hay alguno que te dice que "a ver si voy con vosotros el domingo", pero al final, siempre vamos los mismos, ¡cuanto se habla en los bares!.
Decidimos hacer la misma ruta que hicimos el día de nochevieja, pero en sentido contrario, así aprovecharíamos el viento que hacía para que nos ayudase a la vuelta, cuando más falta hace.
 Valle de Valdecascón, primero hay que bajarlo.
 ...y luego que subirlo.
 Inicio del valle de Valimón.
Si alguno descifra el texto, que lo diga.
 Antigua "Estación de trenes" de Quintanilla de Arriba.
Esto también es parte del sendero.
 Central eléctrica cerca de Quintanilla de Arriba.
 Hay algún tramo aún sin terminar.
Este tramo de la foto , que está enfrente de Pesquera de Duero, es lo peor del sendero, que por lo demás está practicamente terminado (creo yo). Me imagino que aquí harán una pasarela, porque el terreno es como un cenagal, lleno de barro.
 Zona de los merenderos de Pesquera desde el otro lado del río Duero.
 Llegando a Peñafiel.
Aquí posando, mientras llegaba el último.
Track de la ruta.
La ruta sale con 63 Km de distancia y 340 metros de desnivel positivo y como ya dije la otra vez, es muy recomendable, el sendero al lado del río es muy bonito y entretenido, pero hay que ir con cuidado porque es fácil encontrarse gente andando o en bici que viene de frente, y si vas muy lanzado, puede haber algún accidente. Si no viene nadie, también hay que ir con cuidado, que yo me luxé el dedo en nochevieja  en una caída en la bajada de un tobogán.
Continuando con la mala racha que llevo ultimamente con la bici, pinche cuando estábamos a 400 metros escasos del pueblo, tiene cojones la cosa. Ya fui andando hasta casa, no cambié la cámara.
El domingo que viene me voy de puente a una casa rural, así que no sé cuando colgaré la próxima ruta.
Ala, sed buenos.

jueves, 1 de marzo de 2012

BTT. Ruta por las tierras de Fuentidueña. 26-02-2.012.

Algo después de las 10:00 salíamos Chuchi, Juanma, José Luis y yo con dirección a Fuentidueña, una ruta que yo no había hecho integramente por caminos, hasta este día. Juanma hace unos años  la hizo y nos sirvió de guía. La primera parte de la ruta, hasta el embalse practicamente, no tiene desniveles importantes, y con el suelo seco como estaba, se hace cómodo, pero si hubieran estado húmedos, había tramos que eran de tierra, y se habría hecho mucho más duro; para tenerlo en cuenta.
La ruta nos llevó por Membibre de la Hoz, Cozuelos de Fuentidueña, Fuentepiñel y los Valles de Fuentidueña, antes de llegar al embalse. Cuatro pueblos, y apenas vimos a tres o cuatro personas entre todos ellos.
¡Ancha es Castilla!
Ermita que hay en Cozuelos de Fuentidueña.
Iglesia en la plaza de Fuentepiñel.
La ruta se hace casi toda por buenos caminos.
Torre de la iglesia de Los Valles de Fuentidueña.
Antigua cantera que hay llegando al embalse de las Vencías.
Parada a comer algo. Al fondo el embalse de las Vencías.
Por este primer camino, bajaríamos poco después.
Bajando al embalse.
Foto hecha desde la zona de la Serranilla.
Camino de la Villa de Fuentidueña.
Uno de los muchos caños que hay en el manantial del Salidero.
De este manantial se hace la captación de agua que abastece a la zona de la Churrería, unos cuantos pueblos de Segovia y Valladolid, entre los que encuentra Campaspero. El manantial está al lado del pueblo de Fuentidueña, yo nunca lo había visto.
Desde aquí seguimos la ruta por un camino no muy bueno, que discurre paralelo al río Duratón, pensando en llegar por él hasta el Vivar de Fuentidueña, pero poco antes de llegar, el camino se acaba y nos toco atravesar algún sembrado para llegar a la carretera que nos lleva hasta el pueblo.
Luego una larga cuesta dirección de Aldeasoña nos hizo estirar el grupo, y después de reagruparnos arriba y atravesar este pueblo, cuando subíamos otra cuesta en dirección a Membibre, se me pinchó la rueda. Una vez arreglado el pinchazo, llenamos los botes de agua que llevábamos vacíos, y caminito de casa, que ya se nos estaba haciendo tarde.
Antiguo convento de San Francisco, a la salida de Fuentidueña.
Río Duratón.
Iglesia de Membibre de la Hoz.
Track de la ruta
La ruta salió con 67 km de distancia y 455 metros de desnivel positivo, y al final de la mañana se levantó un viento que nos daba de cara y nos hizo más duro lo poco que nos quedaba.
Como esta ruta yo la desconocía casi totalmente, me resultó muy entretenida, y se la recomiendo a cualquiera, eso sí, se hizo durilla. Es para empezar tranquilito y luego ir a más, que si lo haces al reves luego lo pagas, y si no que se lo digan a Juanma je, je, je. (un día malo lo tiene cualquiera).
Ala, sed buenos.