lunes, 30 de enero de 2012

Torre de la Uve en el Espigüete. 31-01-2.008. Reportaje en la revista Desnivel.

AC-DC - Highway to hell
En la edición "Especial Invierno" de la revista Desnivel, que salió a los kioscos en Diciembre de 2.011, viene un artículo titulado Clásicas desconocidas, en el que se describen actividades que se pueden hacer en corredores y cascadas de distintos sistemas montañosos y que no son  muy conocidos por los aficionados a estos menesteres. Pues bien, en el apartado dedicado a la Cordillera  Cantábrica, Miguel Ángel García Crespo firma un artículo con una recopilación de varios corredores, entre los que se incluye el corredor de la Torre de la Uve, en el Espigüete. Tuve el honor de participar en la primera ascensión invernal conocida por este corredor, junto con mi amigo Vidal el día 31 de Enero de 2.008.
Tengo unos grandes recuerdos de ese día, y quisiera agradecerle desde aquí el haber compartido conmigo esa experiencia y otras muchas en el monte (y las que quedan).
Pero me quedó un regustillo amargo cuando en la revista vi que salían dos fotos mías, cuando el peso de la actividad la llevó él, y él fue el que se fijó en esa linea que se dibujaba en ese rincón del Espigüete, aparte de que la información y fotografías a Miguel Ángel García Crespo se las proporcionó también él. Y es que para una vez que salimos en el Desnivel, me llevé yo más protagonismo que él, cuando debió de ser al revés je, je.
Os dejo las páginas de la revista en las que se puede ver el artículo en cuestión, y unas fotos a mayores de aquel día, gran día, de montaña.




 Así se veía el corredor cuando nos acercábamos.
 Ese día estrené mis crampones Grivel G-14.
 Entrada al corredor.
 Ya dentro del corredor.
 Aquí se me ve en una reunión, asegurando a Vidal.
 Aquí, en la arista que nos llevaría a la cima.
 Aquí, también en la arista, pero de segundo.
 Esta cara de satisfacción se me quedó, ya de camino al aparcamiento de Pinollano.
 Vidal ya equipado para empezar la tarea.
 En plena tarea.
 Había tramos con buena pendiente.
 Saliendo de la última reunión, camino de la arista cimera.
Vidal en la afilada cima, ¡como se lo curró ese día!
Aquí dejo un enlace de una crónica de esta actividad, que en su día publicó Vidal en Foropicos, merece la pena echarla un vistazo. LA TORRE DE LA UVE... un "pequeño" rincón del Espi
Por último, aprovecho para felicitar a Vidal y Maika, que hace pocos días han sido papás por segunda vez y estarán muy liados estos días cambiando pañales, es lo que toca.
Ala, sed buenos.











martes, 24 de enero de 2012

BTT Campaspero-Pico del Gurugú (Bocos de Duero). 22-01-2.012.

Rosendo - Pan de higo
Este último domingo, día veintidós, nos presentamos a la cita cuatro, Juanma, José Luis, Chuchi y yo. La ruta elegida fue hacia el pico Gurugú en Bocos de Duero. Ya la teníamos en la agenda desde hace tiempo, pero alguna vez que hemos pasado por allí, lo hemos dejado para otro día por ir mal de tiempo. Esta vez no hizo el frío de otros domingos y nadie se quejó de llevar manos o pies congelados, como pasaba hasta ahora.
Para empezar bajamos a Peñafiel por el pantano de Valdemudarra, y una vez allí cogimos el sendero nuevo al margen del río, hasta el mismo Bocos, que es donde empieza.
Atravesando la pared de contención del pantano de Valdemudarra.
Desde  el pantano así se veía el valle del Duero, cubierto de niebla.
Cruzando el puente viejo de Peñafiel. Aquí empieza el sendero del río con dirección Bocos.
Cada vez es más difícil ver una estampa como esta.
Aquí se ve bien el sendero.
Llegada a Bocos de Duero.
Aquí es donde empieza (o termina) el sendero del río, un poco más adelante empieza otro sendero de subida al pico Gurugú (o pico de Bocos), está señalizado. Empezamos a subirlo montados en las bicis, pero el intento duró poco, las fuertes rampas nos hicieron subir con ellas de la mano. No sé si habrá alguien que haya subido este sendero totalmente montado en la bici, si es así, es para felicitarle, porque a mi me parece imposible.
Al llegar arriba, tuvimos recompensa con unas vistas impresionantes de los valles del Duero y el del Cuco, la niebla que aún se resistía a marcharse del todo, aumentaba el espectáculo.
 
Vista al valle del Duero.
Vista al valle del Cuco. Al fondo se ve Valdearcos de la Vega.
Buitres que estaban en los cortados del Gurugú. Debajo, el cementerio del pueblo.
Bocos visto desde el Pico. Enfrente se ve la cuesta que sibiríamos para ir a Curiel.
"Cima" del Gurugú.
Desde aquí, bajamos de nuevo al pueblo, y volvimos a subir por una cuesta que teníamos enfrente, para dirigirnos a Curiel, al llegar al páramo vimos varios caminos, que según el GPS, no tenían continuidad, pero a alguno se le ocurrió decir "vamos a ver donde va"... y al final nos vimos bajando ladera abajo como pudimos entre escobas y pinos escañados,  "haciendo el jabalí", que se suele decir.
Juanma "haciendo el jabalí".
De vuelta ya para casa, la niebla nos dejó definitivamente.
Al llegar a casa me encontré con esto, rodaballo al horno, buenísimo.
Track de la ruta.
La ruta sale con 55 km de distancia y 454 metros de desnivel positivo y nos llevó tres horas y media , más o menos, con algunas paradillas, y quitando la subida al Gurugú, que a mi me parece imposible de subir en bici, el resto se hace bastante cómodo. Si alguien quiere repetir la ruta, que tenga en cuenta que en el mapa, la bajada a Curiel desde el páramo es por la ladera a las bravas, deberíamos haber seguido por el camino del páramo hasta el siguiente camino a la izquierda, y habríamos bajado comodamente a Curiel. Ya lo sabemos para la próxima vez.
Ala, sed buenos.

miércoles, 18 de enero de 2012

Semana de esquí en Baqueira. Del 8 al 13 de Enero de 2.012.

Rainbow - Long Live Rock ´n´ Roll
El viernes pasado de madrugada, llegué a casa después de estar una semana esquíando en Baqueira.
Estaban casi todas las pistas abiertas, y aunque había bastantes placas de hielo, sobre todo en las  poco soleadas, se puede decir que el estado era bueno, sobre todo en la Bonaigua, además, viendo el panorama que hay en el resto de estaciones, no podemos quejarnos, ni mucho menos.
El tiempo que nos hizo..., pues que decir, que inmejorable, sol de día con temperaturas agradables, y por las noches frío casi  todos los días, así que los cañones funcionando y nieve artificial por las mañanas, ¿que más se puede pedir en un año como este?.
Se trata de un viaje organizado, muy bien organizado diría yo, y en el que ya estuve el año pasado, la gente que va en el grupo desde Madrid (Vallekas) es cojonuda, y además este año se han apuntado varios compañeros de trabajo que el año pasado no lo hicieron, así que lo hemos pasado muy bien.
Ahí van unas fotos.
 Aquí con mi amigo Juan. ¡Vaya pelos que me gasta!
 Panorámica que se vé desde el Mirador de Baqueira.
 Esto se veía desde la ventana del hotel.
 Preparativos para otro día de esquí.
 Menú de pistas.
 La Bonaigua.
¡Como brilla el hielo!.
Fuera pista, estaba todo helado, aunque hicimos bastantes tentativas de incursión, y la verdad, es que era suficiente con mantenernos de pie (algún costillazo también hubo), así que para no disfrutar nada y exponerte a tener algún golpe serio, al final lo dejamos y nos dedicamos a la pista.
 Lino, Javi, Ramón y yo.
 En el Mirador de Baqueira, al fondo, mi compi Carlos.
 Iglesia de Vielha.
 Mis esquíes.
 Curiosas nubes.
Comida del último día, con Santi, Joan y Guzmán. ¡Como esquían!
Bajando la pista Manaud, menuda pendiente que tiene.
Cañones funcionando por la mañana a primera hora.
Total, que haciendo balance general de la semana, si tuviera que poner una nota, sería de sobresaliente, todo en el viaje muy bien organizado, la gente del grupo majísima, hemos esquiado todo lo que el tiempo nos ha permitido, el hotel bien, Vielha (que es donde nos alojábamos) es un pueblo que bien merece una visita,  por las tardes los bares se ponen muy bien para tapear un poco antes de la cena, y Baqueira... es Baqueira, yo no conozco muchas estaciones de esquí, pero los que si que las conocen todos coinciden en que en España nada se le puede comparar. Además, tuve la ocasión de esquiar con mi cuñado, que estaba esa semana en Rialp y se acercó algunos días, el viernes lo hizo con Joan y Guzmán, y después de esquiar con ellos un rato, me quedó muy claro que me falta mucho, pero que mucho por aprender, vaya máquinas.
Nada más, ahora nos queda esperar con el mejor humor posible a que nieve por aquí y nos permita hacer alguna escapadita, y contar los días que faltan para el viaje del año que viene, que , Dios mediante, esperemos poder ir, y que nos  vaya igual que en este.
Ala, sed buenos.



sábado, 14 de enero de 2012

Vídeo de "Directísima Esgallera"

Aquí dejo el vídeo del día que salimos para hacer la primera ascensión al Espigüete por la "Directísima Esgallera", el montaje, como siempre, es de Vidal, con la novedad de que algunas de las imágenes, las grabé yo con mi cámara, el resultado es otro gran vídeo de la factoría Aesgalla.
¡A disfrutarlo!
Ala, sed buenos.

viernes, 6 de enero de 2012

Proyección benéfica para Haití.

El próximo miércoles 11/01/2.012 a las 20:00 en el Teatro Zorrilla de Valladolid, se proyectará el documental benéfico "Y también Gaelle".
El precio de la entrada es de 5 euros, y el dinero que se recaude de las entradas y de la venta de fotografías, será destinado a la compra de medicinas para Haití.


BTT. Campaspero-Peñafiel-Quintanilla de Arriba. 31-12-2.011.

The Final Countdown - Europe
El día de nochevieja nos juntamos Juanma, Chin y yo he hicimos esta ruta por el sendero que han hecho nuevo en esta parte del río Duero, de Peñafiel a Quintanilla de Arriba, que aunque no está terminado del todo (casi, casi), apenas 50 metros hay que llevar la bici de la mano. Es un recorrido muy bonito, siempre pegado al río, buenas vistas y muchos toboganes muy entretenidos, y algunos peligrosos, como pude comprobar en mis propias carnes.
Salto eléctrico entre Peñafiel y Pesquera de Duero.
Está bonito el sendero.
Otro día más que pinchó Juanma.
Subiendo una de las cuestas.
Poco después de hacer esta foto, bajando uno de lo toboganes que hay, y que terminaba la bajada en curva a la izquierda, me caí con tan mala suerte que me luxé el dedo meñique de la mano izquierda. Me lo coloqué yo mismo, medio sin querer, pues del dolor me apreté el dedo, sonó un crack, y el dedo volvió a su estado normal, consecuencia, toda la mañana con dolores y después de una visita a urgencias, una vez llegué a casa, tres días con un férula en el dedo. Todavía hoy lo tengo hinchado y duele algo.
Pesquera de Duero al otro lado del río.
Pasarela de madera que hay antes de llegar a Quintanilla de Arriba. Estaba helada.
Carámbanos de hielo. Conforme fue avanzando la mañana, la temperatura mejoró, pero a primera hora, otra vez las manos heladas.
Entramado de pasarelas que hay en Quintanilla de Arriba.
Aquí termina el sendero en este lado del río. Por lo que nos han contado, está previsto que se haga una pasarela que cruce el río y conecte con el tramo que ya está hecho al otro lado. Creo que está previsto que llegue a Tudela de Duero, pero no lo aseguro.

Plaza de Quintanilla de Arriba.
Subiendo desde Quintanilla, se ve lo que queda este chozo.
Cruces que hay al lado de unos corrales de ovejas en ruinas.
Inicio del valle de Valimón.
Chin, subiendo la última cuesta, en el valle de Valdecascón.
Track de la ruta.
Desde Quintanilla a Campaspero atravesamos los valles de Valimón y Valdegascón para salir a la carretera de Cogeces del Monte a Campaspero, por la que volvimos a casa. Se podía haber hecho este tramo por un camino que va paralelo a la carretera, y así haber completado el recorrido integramente por tierra, pero este camino es propicio para embarrar las bicis, al no tener piedra, y ya veníamos un poco hartos de barro.
La ruta sale de 62 Km de distancia y 417 metros de desnivel positivo y quitando las dos cuestas de Valdegascón, que tienen su miga, el resto del recorrido se hace cómodo, eso sí, iendo con cuidado, que ya os he contado lo que me pasó a mi por ir acelerado.
Ala, sed buenos.