viernes, 30 de septiembre de 2011

Campaspero-Laguna de Contreras-Vivar de Fuentidueña-Calabazas-Aldeasoña. Bicicleta de montaña. 30-09-2.011.

Hoy he salido yo solo con la bici, no he encontrado a nadie que se deje engañar. He tirado para la zona de Fuentidueña, sin preparar la ruta, a ver que salía, y ha salido una ruta entretenida, he ido por sitios que no había ido nunca y se ha pasado la tarde, que era de lo que se trataba.
Los caminos que he recorrido, han sido un poco al azar, y me han llevado a Laguna de Contreras, Vivar de Fuentidueña, Calabazas de Fuentidueña y Aldeasoña, de hay, ya para Campaspero. Total poco más de dos horas.
Laguna de Contreras.
Puerta de la iglesia del Vivar de Fuentidueña. La calle de la fachada es tan estrecha, que no he podido sacarla entera.
Un vecino me ha dicho que ultimamente han robado varias veces en el interior.
Del Vivar a Calabazas he visto este rebaño de ovejas.
Calabazas de Fuentidueña.
Al salir de Aldeasoña, he visto una bodega sin puerta, y cuando iba a hacer una foto al interior, he visto que era un antiguo lagar.

Track de la ruta.
La ruta me ha salido de 47,5 Km y 371 metros de desnivel positivo. Creo que ha sido una ruta cómoda, los desniveles que hay son bastante tendidos y está al alcance de cualquiera.
Me voy a la cama.
Ala, sed buenos.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Pedazo de ruta por Gredos. Almanzor-Galana-Cinco Lagunas. 21-09-2.011.

Platero y Tú - Hay Poco Rock & Roll






En principio, este día íbamos a ir hacía la Montaña Palentina, a la zona de las Agujas de Cardaño, pero al final hubo cambio de planes el día antes, porque a alguno se le había olvidado que tenía que ir de médicos (que cabezas), y tiramos para Gredos. José Luis no había subido al Almanzor y le propuse subirlo, y de paso hacer la Galana. Como yo, esta ruta la había hecho hace poco, también le propuse subir por la Portilla Bermeja al Almanzor y después de la Galana, bajar hacia el Circo de Cinco Lagunas, por hacer algo distinto a lo de la última vez. Como dijo que sí a todo, para allá que nos fuimos, sin ser totalmente conscientes de la magnitud de la ruta que habíamos planeado.
A las 6:00 de la mañana nos ponemos en camino, y a las 8:50 salíamos de la plataforma, poco a poco. Como la jornada se preveía larga, llevamos un ritmo comodo todo el día, al principio por ir dosificando, y al final porque las piernas no daban más de sí.
Llegando a los Barrerones.

¡Coño, un sapo! A lo largo del día vimos bastantes de ellos.
Al llegar al refugio, nos cruzamos con los caballos que iban a reponer.
Potilla Bermeja, por aquí subiríamos hoy.
Hasta este día, todas las veces que había subido al Almanzor, lo había hecho por la Portilla del Crampón, por eso le propuse a Jose Luis subir por la Bermeja, por conocerla, pero me pareció más directa y más comoda la del Crampón, vamos, que ahora que la conozco, seguramente no la utilice más.
En el tramo que va desde la Portilla Bermeja a la cima.

Foto de cima en el Almanzor.
Foto de cima de la Galana.
A partir de aquí empezamos la bajada a Cinco Lagunas, una bajada bastante "tortuosa", y que a mi se me hizo larguísima, está lleno de hitos y es bastante evidente, pero muy "incomoda" para las rodillas, y nos fuimos a juntar dos (José Luis y yo), que las rodillas no son nuestro fuerte, precisamente.
Laguna del Guetre.
Vaya foto que me quedó, con la laguna de fondo.
Laguna Cimera, que paisaje.
Echando un vistazo al mapa, todavía nos quedaba bastante pateo.
Paramos a comer en la Laguna Cimera, al lado de un vivac que hay preparado, allí reparamos nuestros ya maltrechos cuerpos con un corto (no mas de 20 minutos) pero reconfortante descanso, metimos los pies recalentados en el agua (que gustito) y de nuevo nos pusimos en marcha en busca de la Portilla del Rey. Alguién que sabe mucho de esto, me ha contado que la senda que va desde la Laguna Grande hasta la Portilla del Rey (Trocha Real), se hizo en su día para que al Rey Alfonso XIII le resultase más cómodo llegar hasta los lugares de caza, no me gustaría haber estado en el pellejo de quien tuviese que mover tanta piedra.
De izquierda a derecha L. Galana, L. Mediana y L. Brincalobitos, falta la L. Bajera.
El Gargantón, y al fondo se ve la subida a los Barrerones.
Conforme fue avanzando la tarde, fueron apareciendo nubes de evolución, que nos acojonaron durante un rato y nos hicieron apretar el paso, incluso llegamos a ponernos la chaqueta porque empezaba a llover. Al final se quedó en un amago, y nos dejó terminar el día secos.
¡¡Corre Pepe, que se nos viene la nube encima!!
Imagen panorámica de la ruta.

Track de la ruta.
Como anecdota, diré que a la altura de la Portilla del Rey, nos quedamos los dos sin agua y después de pasar sed, nos tocó beber del arroyo que sale de la Laguna Grande, había bastante "sustancia" nadando por el agua, olía a cabra, pero bueno, lo bebimos y aquí estamos para contarlo.
La ruta salió según el GPS, con 1.690 metros de desnivel positivo, 22,3 Km de distancia recorrida y tardamos 10 horas en realizarla, con una parada de 20 minutos para comer y poco más, buena paliza también. Sorprendentemente, al día siguiente tenía las piernas bastante bien, no como la última salida al Curavacas, que tuve dolor de piernas un par de días. Será que me estoy haciendo pellejo (como dice mi amigo Vidal).
Como al llegar a la Plataforma estaba el chiringuito cerrado, las cervezas de turno (sin alcohol) tuvimos que tomárnoslas por el camino.
Y así terminamos el día, llegando a casa sobre las 21:30, después de 5 horas de coche (ida y vuelta) y 10 de actividad a la espalda, cansados pero satisfechos (o jodidos pero contentos). Muchas gracias José Luis por compartir este gran día de montaña, a ver si repetimos pronto y vamos para el norte, con el del Ciripolen (él ya sabe quien es).
Ala, sed buenos.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Gran Espolón Sur del Espigüete. 29-06-2.008

No me acordaba yo que este video andaba circulando por internet desde hace tiempo.
Va sobre la escalada que hicimos mi amigo Vidal y yo en el Gran Espolón Sur del Espigüete, fue el día 29 de Junio de 2.008, al día siguiente de ganar España la Eurocopa de Fútbol. ¡Que gran día pasamos!
No hace falta decir, que el trabajo del montaje es de Vidal exclusivamente, yo solo salgo en el video.
A ver si no tardando mucho, consigo colgar uno montado por mi (será más tarde que pronto, seguro).
Espero que os guste.
Ala, sed buenos.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Explorando el Curavacas. Pico del Rebeco. 06-09-2.011

Celtas Cortos - La Senda del Tiempo
La semana pasada ya lo había dejado hablado con Vidal, habíamos visto que la meteo para este día era buena, así que, si no surgía nada que lo impidiese, saldríamos al monte (que ganas tenía).
A última hora se apuntó Quique, así que nos juntamos los tres en Guardo a las 12:00 y nos pusimos de camino hacia Vidrieros, para empezar "el turno de tarde" (como dice Vidal) en la montaña. La idea era ir hacia el collado del Hospital, atravesar la cara Noreste hasta la canal del Rebeco, subir por ella hasta un pequeño collado que nos daría acceso al Pico del Rebeco, objetivo del día, y subirlo. Después, dependiendo de como fuésemos de tiempo y de ganas, haríamos cima o no, pero como de tiempo fuimos bien y ganas no faltaban, hicimos todo lo que teníamos planeado, menuda paliza que nos dimos.
Acabamos de empezar, y ya estamos haciendo el tonto.
Empezando la ruta.
Desde el Collado del Hospital, se veía esto.
Estuvimos buscando la cruz que había para recordar el accididente de "los Faquires", pero no la conseguimos ver. Es de imaginar que en estos últimos años de nieves, alguna avalancha se la haya llevado de su sitio, porque la última vez que pasé por aquí, en el 2.007, si que estaba, aunque doblada. Lo que si que vimos, fueron trozos de la placa de marmol que se puso.


Por esa canal verdosa había que subir hasta el collado que se ve, y desde hay al Pico del Rebeco.
Para atravesar la cara Noreste, no fue necesario perder demasiada altura, como nosotros creíamos, fuimos pegados a la pared, atravesamos la Pedrera Pindia hasta la entrada a la Canal del Rebeco, y allí paramos a comer un poco antes de empezar otra vez la subida.
El inicio de la canal es muy pindio y vienen bien las manos para ayudarte, a la altura de la mitad, más o menos, venían un par de pasos que parecían complicados, pero los evitamos echandonos a la derecha y saliendo a una rampa que nos dejó por encima de "lo dificil". A partir de ahí, tumba bastante la pendiente.
Quique en el inicio de la canal, estaba pindio.
Tuvimos que perder un poco de altura, para entrar por una rampa que nos llevó a la primera de las dos cimas, después de una trepada de tres metros, que luego tuvimos que destrepar, logicamente.
Volvemos a perder altura, para entrar por otra canal que da salida a una rampa facil, y de hay a la cima, la segunda y más alta que la anterior.
En negro el camino a la primera cima, y en amarillo el de la segunda.

Todos felices en la cima.
Vidal eufórico. Para él, subir este pico significaba terminar la lista de los picos de más de 2.000 metros de la Montaña Palentina, enhorabuena compañero.
A continuación, atravesamos Huerta Chica, buscando la Cola del Curavacas, para enlazar con la Senda del Notario a la altura de la Brecha Muerta, la recorrimos casi toda, pero decidimos evitar el tramo que da a la Llana, siguiendo por una terraza que va a dar a la salida de la Canal Sur, luego una vira que discurre por la cara Sur con ambientillo, nos llevó practicamnete hasta la cima.
Aquí empezamos La Senda del Notario ( la ruta original viene de más abajo)
Vidal, superando un paso "tonto" de la senda. Detrás se ve el Pozo Curavacas.
Por esta vira de la cara sur (vaya patio que tiene), fuimos casi hasta la misma cima.
Pensamos que estábamos haciendo fotos a rebecos, pero luego repasándolas...sorpresa, son cabras.
Cima del Curavacas. ¡Cuanto disfruto en la montaña!
En primer plano Pico Medio y Cumbre Oeste del Curavacas, al fondo el Espigüete.
A la izquierda el Circo de Fuentes Carrionas, con los Picos de Europa de fondo.
Track de la ruta.
La bajada, por el Callejo Grande, tranquila. Al final apretamos algo el paso, porque íbamos ya sin agua, a alguno se le ocurrió hablar de cerveza, y nos entró "el ansia". ¡¡Que bien nos supo una jarra en el bar de Vidrieros!!
La ruta nos llevó 7 horas y media más o menos, con alguna paradilla, hicimos 10 km de distancia y 1.675 metros de desnivel positivo (según el GPS).
He descrito la ruta con bastante detalle, por si a alguien le viene bien la información y quiere repetirla, la toponimia que he utilizado es la de el mapa de Adrados de Fuentes Carrionas, y si aún así alguien necesita algún dato más, que lo pida. Eso sí, aviso que se hace "durillo" el paseo, las piernas parecian de escayola al día siguiente (también es verdad que me pilló algo "desentrenado de monte").
Nada más por hoy, espero no tardar mucho en contar otra salida de estas, una gran ruta con buenos amigos, y la cerveza del final..., que no falte.
Ala sed buenos.