viernes, 29 de julio de 2011

Presentación del libro Campaspero las imagenes de nuestra vida 1900-1980.

Ayer se presento en el ayuntamiento de Campaspero el libro "Campaspero las imágenes de nuestra vida 1900-1980." En el acto estuvieron el presidente de la Diputación de Valladolid, el alcalde de Campaspero y un representante de la editorial que ha publicado el libro. En él se recogen 200 y pico fotos, seleccionadas entre las más de 900 que han aportado los vecinos.
El salón de actos se llenó, y estuvo bastante entretenido, se proyectaron varias fotos y fueron comentadas por quien las había aportado, hubo ratos graciosos.
En cuanto al libro, 20 "aurelios" (que no es poco), y a mi que me van estos temas, me ha gustado (la primera impresión, después de un vistazo que le he echado), pero he visto algún "gazapo" en fechas que no pueden ser las que dice el libro, pero vamos...que bien.
Por cierto, que yo también aporté alguna foto, y no aparezco en la lista de colaboradores.
Dijeron que podía haber una segunda edición....esperemos que así sea.
Ala, sed buenos.

Presidente de la Diputación, alcalde de Campaspero y representante de la editorial en la presentación, entre los tres no hacen ni medio flequillo.

Este cartel, es el que se puso en el escenario, para la presentación. Son fotos de la portada y contraportada del libro.

martes, 26 de julio de 2011

Subida a la Galana (Gredos), una cuenta que tenía pendiente. 21-07-2.011.


La casa por el tejado - Fito y Fitipaldis








El pasado día 21 me cuadraba para salir al monte (por fin), y como por el norte la meteo no era buena, decidí tirar "pabajo". Hace años ya que tenía pendiente "la Galana", después de unas cuantas visitas a Gredos, nunca había subido a su cima, así que ya era hora.
Mandé unos mensajes a varios compis, y resulta que todos están en la playa , de vacaciones, así que me fuí yo solo. Curiosamente las tres últimas salidas a Gredos he ido solo (ya sé que no es lo ideal, pero es lo que hay).
A las 5:00 me levanté de la cama, a las 5:30 salía de casa, y a las 8:22 empezaba la ruta desde la plataforma.
Llevé un ritmo cómodo porque por lo que había visto en algunas crónicas en internet, la ruta Almanzor-Galana venía a tardar en hacerse 10 horas,y me daba respeto, pero yo a las cuatro de la tarde estaba en la plataforma de vuelta. No quiero decir que yo sea un máquina, pero iendo tranquilo, tanto subiendo como bajando, es lo que tardé, incluidas unas cervezas rapiditas en el refugio que me invitó Manolo, un tinerfeño muy majo con el que coincidí en la cima del Almanzor, y desde ahí, hicimos el resto de la ruta juntos .
A la entrada del Circo de Gredos, desde arriba, te vigilan.

Solo por ver esto, merece la pena el madrugón.

La Portilla Bermeja, nunca he subido por ahí.

La primera foto que tengo de la cima del Almanzor sin nadie alrededor. Fue unos minutos, enseguida se llenó.

Ultimo tramo de la subida a la Galana.
Me habían avisado de que la subida a la cima de la Galana era más "dificil" que la del Almanzor, y me pareció que la trepada es más espuesta, pero tiene buenos agarres y no es complicada, eso sí, tiene ambiente y puede impresionar. A mi me gustó.

Aquí el amigo Manolo en la cima, desde el Almanzor hicimos la ruta juntos, todo un placer.

Y este soy yo, me gustó mucho esta cima, estrecha y con unas vistas....

Cinco Lagunas, que panorama había desde la cima.

Pico del Güetre, queda pendiente para la próxima.

La Laguna Grande, ya de vuelta.
Aparte de la gente que iba en pequeños grupos, o solos , como yo, vi bastantes grupos de scouts (lo digo por el pañuelo que llevaban), y el comportamiento de algunos dejó bastante que desear, vociferando por la Portilla del Crampón unos, y otros que habían dormido en la Laguna grande, matando sapos, según nos contó la mujer de Manolo que lo vió. Creo que los monitores que los acompañaban (la mayoría muy jóvenes) deberían de imponerse un poco más, y hacer que respetasen tanto el entorno, como al resto de gente que va a la montaña buscando tranquilidad.
Todos tenemos el derecho de ir a la montaña (no me quejo de lo "masificado" de Gredos), pero creo que también tenemos la obligación de cuidarla, y respetar a los demás. Yo, por lo menos, así veo las cosas.

Posando en la Laguna, ya en el camino de vuelta.

El GPS lo apagué en el refugio, y los datos aunque no son exactos, son bastante fiables. Salieron unos 21 km, 1.300 metros de desnivel positivo, y tardé 7 horas y 40 minutos más o menos.
La ruta, aunque es durilla me gustó mucho, y llegué a casa con una sonrisa de oreja a oreja, la verdad es que hizo un día perfecto y además la compañía de Manolo desde el Almanzor, hicieron que llegase a casa muy satisfecho....mereció la pena el madrugón.
Ala, sed buenos.

viernes, 22 de julio de 2011

Vuelta de vacaciones.


Estopa - Vacaciones








Ya estamos aquí otra vez. Después de unos días de vacaciones en Peñíscola, volvimos la semana pasada a la vida normal y al trabajo.
Este año estuvimos desde el uno de Julio al trece, y no es que se me hiciera largo, pero al final, ya tenía ganas de volver a casa. Por otro lado, no me importaría irme una semanita otra vez... todo contradicciones.
Hemos venido todos muy morenos de la playa, pero como Rocío y los niños, más que morenos han venido negros, yo a su lado, parezco Copito de nieve.
La estancia allí se ha reducido a ir del apartamento a la playa y de la playa al apartamento, no hemos hecho otra cosa que estar tumbados al sol, algún bañito, leer, tomar algunas cañas y un paseito por las noches a comer un helado...y que bien se está así, sin preocupaciones. Pero todo se acaba.
Unas fotos.
¡Al rico pescaito frito!
¡¡Las horas que han hecho en el agua!!
A veces, se llevan bien...pero solo a veces.
Otro baño. No hacían pereza para meterse en el agua.
El castillo visto desde la playa.
Aquí, cenando en uno de los restaurantes del centro del pueblo.
También hicimos una visita al castillo, esta autofoto es desde la torre.
Peñíscola de noche.
Dimos algún paseo por el puerto.

A 20 metros el mar, a 100 la piscina del apartamento, y van y se meten en un charco. Si les mandas no lo hacen.

Las calles del pueblo, tienen su encanto.
Se acabó la playa hasta el año que viene, vuelta a la normalidad, a intentar ponerse un poco en forma, antes de que lleguen las fiestas del pueblo y nos desmadremos de nuevo...que solo se vive una vez.
Ala sed buenos.