lunes, 30 de mayo de 2011

Bicicleta de montaña. Otra más por el Duero, esta con visita a dos castillos. 25-05-2.011.


Celtas Cortos - Salida De Emergencia








Seguimos dándole a la bici para mantener un poco la forma, a la espera de poder volver a salir al monte pronto. Este día la ruta volvió a ser por la ribera del Duero, la idea era subir varias cuestas a las que tenía echado el ojo, y además los castillos de Peñafiel y Curiel de Duero, buscaba un poco de "caña"....y la encontré.
Fuente el Olmo (según el mapa "Fontolmo"), bajando de Campaspero a Molpeceres.

Primera cuesta del día, entre los amigos la llamamos "la magra".

Castillo de Peñafiel visto desde el páramo.

Los dos puentes de Peñafiel que van a Pesquera, el viejo y el nuevo.

Rio Duero.

Castillo de Curiel, ahora es hotel y restaurante.

Llegando a Curiel, vista atrás.

Entrada del Castillo de Curiel, menuda cuestecita hay que subir para llegar.

El pueblo de Curiel, visto desde el castillo.

Una de las cuevas que hay en la ladera del castillo, vaya vistas que tienen.

Otra vista del Castillo de Curiel, desde el otro lado, lo de abajo creo que son restos de la muralla.

Bodega que se ve desde el castillo, parece Falcon Crest.

Según el GPS, por aquí va un camino, pero creo que hace muchos años que por aquí no pasa nadie. Aún así, con cuidado, se baja bien.

Torre del homenaje del Castillo de Peñafiel.
Según nos contó hace bastantes años el antiguo vigilante del castillo (bastante antes de hacer el museo del vino), la reja en la ventana que se ve en este lado de la torre, es la única que queda, porque las otras las arrancaron los franceses cuando la guerra de la Independencia, tirando con caballos desde los patios del castillo. En este lado no pudieron hacerlo y por eso sigue en su sitio.
Desde lejos no se aprecia, pero es un pedazo mamotreto de hierro de impresión, y echo a mano, como se hacían antes las cosas. Creo recordar que dijo, que estaban en un museo en Francia.

Iglesia de Molpeceres restaurada hace unos años. Yo recuerdo haberla visto en ruinas.


Track de la ruta.
Salieron 54,5 Km de distancia, con 496 metros de desnivel positivo. La ruta se hace durilla por las cuestas, pero las vistas están muy bien y practicamente no tocas la carretera, y quitando unos senderos llenos de hierbas (aún así, ciclables), los caminos están muy bien. En total fueron casi tres horas que se me hicieron cortas.
Si alguién quiere más información, que la pida.
Ala, sed buenos.

martes, 24 de mayo de 2011

Alpinismo. Pico Vallines-Calar de Juanito. 26-01-2.011.


Baron rojo - Los rockeros van al infierno







Como no había suficiente nieve para salir a esquiar, este día decidimos ir a "pinchar" lo que se pudiese, con el frío que hacía por aquellas fechas, nos asegurabamos unas condiciones más o menos aceptables para hacer algo de "alpinismo"...,algo de andar por casa.
No madrugamos mucho y quedamos a las 12:00 en Guardo, cuando llegamos Quique y yo a la casa de Vidal, Germán ya venía de darse una vuelta por la cascada del Mazobres, en la Norte del Espigüete, había estado a ver si se podía hacer algo por allí, pero lo que vió no le convenció, y echamos mano de la otra opción, el Pico Vallines.
Nos pusimos de camino dirección al puerto de Pandetrave, y poco antes de llegar al mismo, paramos el coche en una curva, de donde sale el valle del arroyo Luriana, que nos lleva al Pico Vallines. Vidal, que era el que conocía bien esa zona, propuso que hicieramos una expedición ligera sin cuerdas, ni cacharros de asegurar, ya que el sitio tenía bastantes opciones de corredores, y era cuestión de buscar alguno no demasiado complicado. El tema era llevar la mochila relativamente ligera.
La aproximación fue corta, y al llegar a la pared de la cara norte en cuestión, vimos que había bastantes opciones de distintas dificultades..., ahora había que elegir.

Así se veía el panorama desde el valle.
Cuando empezamos a subir para llegar a los pies de la pared, alguien vio una pequeña cascada de hielo formada..., no es que fuese evitable, es que dimos un pequeño rodeo para meternos en ella, estuvo bien.

Aquí, el amigo Germán abriendo corte.

Y este soy yo, visto desde arriba (fotos de Vidal).
Una vez superada la cascada, seguimos hasta llegar a los pies de los corredores, y después de echarlos un vistazo, decidimos hacer dos distintos, Quique y Germán optaron por uno que tenía un par de resaltes en medio, y Vidal y yo otro que parecía menos complicado desde abajo, pero que dió juego. Los bautizamos como "corredor Machacas" el suyo, y "corredor Padrazos" el nuestro.

Corredor Machacas. Aquí se metieron Quique y Germán, un poco expuesto para hacerlo sin asegurar, me pareció a mi.

Vidal, empezando el Corredor "Padrazos", que hicimos nosotros.

La salida del corredor.

La salida de nuestro corredor nos dejó en una pala helada que nos llevó a la cima, allí nos reunimos otra vez los cuatro y después de comer algo, hicimos la arista que va a dar al Calar de Juanito, otro pico que estaba cerca y que nos sirvió para terminar de echar la jornada.
Los días anteriores había caido algo de nieve y se habían creado placas de viento, lo que nos hizo ir con bastante cuidado todo el rato, incluso Germán rompió una placa bajando, sin consecuencias.
La verdad es que nosotros tenemos una suerte grandísima al tener como compañero de aventuras a Vidal, que es un experto en nivología, y cada salida que hacemos con él se convierte en una clase sobre el terreno, todo un lujo.

Por la arista camino del Calar de Juanito, segunda cumbre del día.

Ya en la cima del Calar de Juanito, con el Pico Vallines al fondo.

¡Que vistas de Picos de Europa!
Track. Empieza donde nos pusimos los crampones, no me acordé de encenderlo antes.
El camino de regreso lo hicimos por el mismo valle de Luriana, y la ruta nos quedó más o menos, con 900 metros de desnivel y unos 9 km de distancia.
En el blog de Vidal se puede ver otra crónica de la actividad, echadla un vistazo que merece la pena.
Acabo de releer el texto, y no sé si he dejado claro que en invierno hay que andar con mucho ojito a la hora de meterte en la montaña, ese día, la cosa estaba para andar con mucho cuidadito por las placas de viento. No quiero que alguien lea esto y se piense que te puedes meter alegremente en cualquier sitio, la formación y la experiencia son fundamentales, yo iba con unos máquinas que tienen el culo pelado. Ante cualquier duda, a casa, que el monte no se mueve de su sitio, y siempre se puede volver. Perdonad por la chapa que os acabo de meter, pero si no lo pongo, no me quedo agusto.
Nada más, agradecer a los tres "rockeros" el gran día que pasé, y a esperar a que pase esta racha, pueda salir al monte y poner alguna aventura "calentita".
Ala, sed buenos.





jueves, 19 de mayo de 2011

Ruta hacia la Ribera del Duero. Campaspero-Padilla de Duero. 18-05-2.011.


Rosendo Mercado - Agradecido







Ayer estuve con la bici, lo que iba a ser una agradable tarde por la zona de Peñafiel, se convirtió en una carrera desesperada por huir de la tormenta que cayó. Al final no me mojé, pero el regreso lo tuve que hacer por un camino lleno de barro, que me quedo la bici para echarla directamente al agua.
El recorrido final fue, salida de Campaspero por el camino de Langayo hasta coger un camino a la izquierda que lleva al nuevo pantano de Valdemudarra, rodearlo, seguir el camino recto hasta Manzanillo (aquí pinché) y de allí a Padilla. Visita a la necrópolis de Pintia, y desde aquí cambio de planes, en vez de ir por Langayo, al ver venir por allí la tormenta tiré para Peñafiel, Aldeayuso, Molpeceres y de vuelta a Campaspero.

Llegando a la Ribera, primeras cepas.

Pantano de Valdemudarra.

Da gusto ver el campo en esta época.

Antiguo chozo.

Al fondo, Langayo, y en primer plano, lo que queda de su otrora gran olma. Ya se veía venir la tormenta.

Iglesia de Manzanillo, 300 metros más adelante, pinché.

Necrópolis de Pintia, en Padilla de Duero.

A partir de aquí, dejé de hacer fotos, y me centré en huir de la nube, hasta que estuve ya en "zona segura" en el páramo de Campaspero y con la borrasca a mis espaldas.


Páramo de Campaspero, al fondo se ven las borrascas.


Track de la ruta.
En el tramo entre Aldeayuso y Molpeceres, tomé un rato la carretera por las prisas, pero se puede evitar por un camino que va paralelo a la izquierda. Se pueden hacer muchas variaciones por la cantidad de caminos que hay, pero al loro que no es difícil desorientarte si te metes en los valles y no conoces la zona, más en el término de Langayo que no tiene hecha la concentración parcelaria ( de los pocos sitios en España que quedan), y los caminos son laberintos, los días de niebla, ni te cuento.
En total, salieron poco más de 37 km de distancia y poco menos de 200 m de desnivel, muy suavecita, pero las circunstancias mandan y contra las inclemencias meteorológicas, poco se puede hacer.
Ala, sed buenos.

Adiós a mi perra Camila.


Fito Y Los Fitipaldis - La Negra Flor







Pues nada, que desde que me enteré ayer a mediodía de que había muerto "la Camila", cada vez que me acuerdo se me retuerce el estómago, pobrecilla. Era el animal más cariñoso del mundo (a veces se ponía pesada), y siempre estaba jugando con quien estuviese cerca. Que pena me da.
Pongo las últimas fotos que la hice, hace un mes más o menos, con Asier.

Hambre no pasaba, estaba bien lucida.

Siempre pasa lo mismo, coges cariño a un animal, y luego.... pues eso, que jode que se mueran.

sábado, 14 de mayo de 2011

Esquí de travesía. Subida al Morezón. 07-03-2.011.


The ramones - What a wonderful world








Este día tenía pensado salir a la montaña palentina con Vidal, pero hablando con él por teléfono, me dijo que aquello estaba muy pobre de nieve, y además la meteo era mala para ese día. Pero en la conversación me dijo que unos amigos suyos habían estado en Gredos la semana pasada, y habían triunfado, con nieve desde la misma plataforma. Después de un par de llamadas infructuosas para buscar compañero, me decido a ir yo solo, como los valientes, al Morezón.
Para quien no lo conozca, la subida al Morezón con esquies, es una de las típicas salidas para los principiantes, un recorrido facil con suaves pendientes, vamos que ni hecha a medida para mi, que soy un torpe.
Me levanto a las 4:30, desayuno y caminito de Gredos, más o menos dos horas y media de viaje me dejan en la plataforma, donde hay varios coches pegados al suelo por el hielo. Apenas diez minutos de porteo y me calzo los esquis.
Según voy avanzando van entrando nubes, que con el efecto que hace con el blanco de la nieve llegan a marear, me pienso el darme al vuelta, pero siempre aparece un claro entre las nubes que me convence para seguir subiendo. Cuando llego arriba está totalmente cerrado de nubes, tanto que me he confundido y me he quitado los esquies 200 metros antes de la cima, cuando se abre un poco el cielo y me doy cuenta del error, hago el resto de la subida sin esquies. Unas fotos, una parlada con un hombre catalán que ha subido él solo con raquetas, y empiezo el descenso.
Las palas de esta cara del Morezón son muy anchas, y con una pendiente muy moderada, recomendable para la gente que empieza en esto.

Esto es por el Prado las Pozas, todavía se veía bien.

Las ruinas del Refugio del Rey.

Esto es lo que creía yo que era la cima, no se veía un clavel.

Y esta es la cima. Autofoto.

¡Coño que nieve más buena! debí de pensar, que bien se esquía, que gozada, y parece que el tiempo despeja.

Conforme voy perdiendo altura, el día se va despejando y a la 12:30 estoy en la plataforma.
¿Como me voy a ir a casa tan pronto, con el día que se ha quedado? Para uno de los pocos días que puede salir uno, habrá que aprovecharlo a tope. Así que me como unas barritas (se me olvidaron los sanwich en casa), me vuelvo a poner los esquies y me pongo en marcha en dirección al refugio Elola. Cuando llego a los Barrerones, me encuentro con dos chicos catalanes, y despues de hablar un rato con ellos, hago unas cuantas fotos del impresionante circo de Gredos, como otra barrita, y marchando para el coche por miedo a que se me hiciera tarde (luego me di cuenta de que habría podido bajar al refugio).
Había mucha gente con niños y alguna excursión, pero la mayoría no pasaron del Prado de las Pozas.

Panorámica del circo de Gredos, desde los Barrerones.

Autofoto, antes de llegar a la plataforma.

La bajada de los Barrerones, parecida a la del Morezón, muy suaves las pendientes y si te descuidas un poco, te toca remar en algún tramo. Al llegar a la plataforma estaba abierto el chiringuito del aparcamiento..., un par de cervezas sin alcohol y de vuelta a casa. No recuerdo la hora exacta que llegué, pero era aún de día..., es lo que tiene madrugar.
El track del GPS no lo guardé, pero creo recordar que salieron más de 17 Km y 1.300 metros de desnivel, buena zurra me pegué..., pero "sarna con gusto, no pica".
Ala, sed buenos.

martes, 10 de mayo de 2011

Video de la salida al Pico Cuartas. 01-04-2.011.

El amigo Vidal se ha currado un video de la salida de esquí que hicimos el día uno de Abril por el pico Cuartas. Todavía se me pone la carne de gallina cuando me acuerdo, que gran día pasamos. Os recomiendo que lo veais, menudo artista está hecho.
Disfrutadlo.

lunes, 9 de mayo de 2011

Viaje al Pallars Sobira. 01-05-2.011.

La semana pasada tuve que viajar hacia Sort (Lleida) para hacer un curso sobre riadas, y hasta el viernes por la noche no llegué a casa, aparte de que allí la conexión a internet no daba para mucho, esa fue la razón de que no entrase en el blog en toda la semana.
Salimos el domingo después de comer, sobre las 16:00, y entre las dos paradas que hicimos, y que fuimos por Burgos, hasta la una de la madrugada no llegamos al albergue “Escola de Piragüisme de Sort”, que era donde nos ibamos a alojar hasta el viernes. El curso estubo muy bien con bastante parte práctica, que es lo que nos gusta, y la semana se me hizo corta. El marco para el curso, inmejorable, en el río Noguera Pallaresa y en las instalaciones Olimpicas de la Seu de Urgell. No faltó la visita a Andorra para sacudir la tarjeta de crédito, aprovechando la única tarde libre que tuvimos, ese mismo día por la noche, Jose Luis y yo nos acercamos a Rialp para visitar al Yoni y Raquel (¡¡¡VIVA LOS NOVIOS!!!), nos tomamos unas cuantas cervezas con ellos, y les pusimos al día de los chismorreos del pueblo, que buena gente son.
Es la tercera vez que voy por esa zona y cada vez me gusta más.
Unas fotos.

El Albergue. Los primeros días por la tarde, lluvió.

La Seu de Urgell. ¡Vaya instalaciones!

Aquí, peleando con el rio.

El rio Noguera Pallaresa.

¡A por ellos!

Foto de grupo. Faltan Carlos y Roberto, lesionados.

Una de las prácticas.
No quiero terminar esta crónica sin hacer mención a lo que pasó el jueves en el albergue. Ese día por la mañana, se iba una excursión de chicos de Barcelona después de hacer unas actividades en la zona. Cuando llegamos a mediodía, se echaron en falta tres ordenadores por parte de la gente del grupo que fuímos. Cuando se enteró Pau, el chico que lleva el albergue, no paró hasta que dió con el autocar de los chicos que se habían alojado con nosotros hasta esa mañana, se presentó allí y entre él, los monitores de los chicos y los dueños de los ordenadores, lograron identificar al que robó los ordenadores (solo fue uno). Los recuperaron y volvieron.
Hubiera sido injusto que de haber acabado mal la historia, por culpa de un cafre, todo el trabajo que a diario hacen en el albergue para que los clientes estén agusto, se viera salpicado de mierda por un hecho como este.
A los que frecuentan este tipo de alojamientos (a los albergues, me refiero) les recomiendo, que si visitan la zona, se pasen por allí, el trato es muy bueno por parte del personal, y se come muy bien (saludos para Alf, el cocinero).
Para terminar la semana, otras ocho horitas de viaje de vuelta, todos veníamos con golpes, unos con más, otros con menos, pero contentos, yo por lo menos. El ambiente en el albergue fue muy bueno y eso ayuda, cuando estás fuera de casa.
Ala, sed buenos.